18 Aug, 2018

arqtec.PLANCONSERVACIONEDIFICIO.cabecera

Se consideran obra, trabajos y actuaciones de mantenimiento todas aquellas acciones encaminadas a la conservación física y funcional de un edificio a lo largo del ciclo de vida útil del mismo. Mantener, en general, significa conservar y también mejorar las prestaciones originales de un elemento, máquina, instalación o edificio a lo largo del tiempo.

 

El mantenimiento preventivo tiene la posibilidad de ser programado en el tiempo y, por lo tanto, evaluado económicamente. Está destinado, como su nombre indica, a la prevención, teniendo como objetivo el control " a priori " de las deficiencias y problemas que se puedan plantear en el edificio debido al uso natural del mismo.

arqtec.CONSERVACIONYMANTENIMIENTO.esquema

¿Que proponemos?

Para el desarrollo de esta gestión, proponemos estudiar la necesidad de elaborar un Plan de Conservación y Mantenimiento de su Edificio, desarrollando las Instrucciones de uso, las Inspecciones a realizar en el futuro y las diferentes Operaciones de Mantenimiento necesarias en función de las distintas unidades de obra que compone el conjunto del edificio.

Instrucciones de Uso

  • Evitar +

    Evitar la aparición de síntomas patológicos derivados de un inadecuado uso.
  • Mejorar +

    Mejorar el confort, la salubridad y la seguridad.
  • Promover +

    Promover el ahorro de agua y energía, y no contaminar.
  • Conocer +

    Conocer las operaciones que periódicamente se precisan acometer en el edificio.
  • 1

Las operaciones de mantenimiento, por tanto, trascienden de limitarse a arreglar lo que se rompe o a arreglar lo que se ha dejado estropear, precisando pues, interesarse por conocer el inmueble adquirido, apreciar lo común como propio y dispensar un trato cuidadoso organizando lo que se precisa mantener cada año.

Mantenimiento y conservacion de instalaciones

Resulta imprescindible para cualquier tipo de inmueble y se fundamenta, en edificios de caracter residencial, en contratos de mantenimiento con empresas epecializadas que en muchos casos han sido las proveedoras o suministradoras de la misma instalación.

Segun aumenta la complejidad del edificio y de sus instalaciones (fontaneria, saneamiento, climatización, electricidad e iluminación, instalaciones especiales y de seguridad) la gestión y coordinación del mantenimiento se hace más dificil.

 

Necesidad y rentabilidad

La vida útil de los edificios, independientemente de su uso y destino, se alarga paulatinamente. Un correcto mantenimiento, unido a rehabilitaciones profundas que adecúan los espacios y las instalaciones a las nuevas necesidades, hace que los inmuebles superen con creces el siglo de vida.

Una correcta conservación se hace, de esta forma, indispensable para la optimización de la inversión. El funcionamiento de todas y cada una de las unidades del edificio, asi como una gestión profesional que controle el gasto que dicho mantenimiento origine y lo haga acorde con los beneficios que de la explotación del inmueble se deriven, son las claves.